Proporciona tus datos



Corrija los errores e inténtelo de nuevo.
Recibirás un correo de recuperación de contraseña
  • Guía Práctica para el Desarrollo de Plataformas de Comercio Electrónico en México.

    Capitulo 2

    Plataforma y Hosting

    Modelos de organización más comunes en el e-commerce

    Organizaciones y agentes que influyen en la construcción de un e-commerce.

    Algunos de los factores que definen los modelos de organización más comunes de e-commerce son: la madurez del negocio en línea, la coexistencia de canales físicos y la prioridad estratégica en el contexto de toda la empresa.

    De esta manera, hay una serie de elementos que varían dependiendo si una organización tiene negocio offline, versus una organización que tiene en su estructura un negocio online. Por ejemplo, en el primer caso existen esfuerzos dispersos con poca sinergia entre el negocio online y el offline. Ambos factores, son típicos de aquellas empresas con negocio offline que inician esfuerzos de e-commerce y/o aquellos en los que la prioridad estratégica del e-commerce es baja.

    En el caso de una organización con negocio online, se observa lo contrario, es decir una mayor integración dentro de la organización. En este tipo de organización, el e-commerce juega un papel tanto o más importante que el negocio offline. 

    Si una organización con negocio offline decide comenzar o incorporar una unidad de negocios de e-commerce, las acciones tienen como resultados: áreas dedicadas al 100% al e-commerce creando una unidad de negocio independiente. Si bien se mantiene cierta independencia de gestión entre las áreas del negocio offline y el online, de igual modo se buscan sinergias en diversos aspectos. Finalmente, el comercio electrónico en la organización juega un papel tanto o más importante que el negocio offline.

    En el caso de un negocio dedicado al e-commerce, su organización se divide por áreas y/o funciones claves incluyendo: fullfilment, marketing, estrategia, finanzas, tecnología de información (TI), etcétera. A esto se suma el modelo de start-ups, enfocadas en el comercio electrónico y que van integrando personal y desarrollando áreas conforme el negocio crece.

    Si bien existen otros factores que inciden en la organización de un negocio e-commerce, la madurez del negocio en línea, la coexistencia de canales físicos y la prioridad estratégica en el contexto de toda la empresa, son los factores más comunes a la hora de definir los modelos de organización de comercio electrónico.

    Siguiente Tema >>


    Avisos Legales

    La información relacionada con la Infografía distribuida por Visa respecto a la Guía de Comercio Electrónico durante la semana del emprendedor 2013 que se llevó a cabo en el Centro Banamex.

    Fuente del gráfico Volumen total del e-commerce en América Latina: América Economía. La AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet) es otro medio de cálculo para el caso de México en particular.

    Fuente del gráfico Evolución del e-readiness en América Latina: Estudio e-readiness en América Latina 2012: América Economía Intelligence y Visa

    Limitación de Responsabilidad

    La información, recomendaciones o "mejores prácticas" contenidas en el presente se proporcionan "TAL CUAL ESTÁN", son a mero título informativo y no deberán considerarse como asesoría de negocios, comercial, financiera, legal, técnica, fiscal o de otro tipo. Al implementar una estrategia o práctica nueva, deberá consultar a sus asesores legales a fin de determinar qué leyes y reglamentos resultan aplicables según sus circunstancias específicas. Los costos, ahorros y beneficios reales de toda recomendación, programa o "mejor práctica" variarán basado en sus necesidades comerciales y requisitos de programas específicos. Por su naturaleza, las recomendaciones no representan garantía de desempeño o resultados futuros y están sujetas a riesgos, incertidumbres y presunciones difíciles de predecir o cuantificar. Nuestras presunciones se hicieron a la luz de nuestra experiencia y percepción de tendencias históricas, condiciones actuales, desarrollos futuros esperados y demás factores que consideramos apropiados según las circunstancias. Las recomendaciones están sujetas a riesgos e incertidumbres, que podrían causar que los resultados y tendencias reales y futuros difieran substancialmente de las presunciones o recomendaciones. Visa no es responsable por el uso que usted haga de la información contenida en el presente documento (incluidos errores, omisiones, imprecisiones o falta de oportunidad de cualquier tipo), ni de presunción o conclusión alguna que usted pudiere inferir de su uso. Visa no otorga garantía alguna, expresa o implícita, y expresamente renuncia a las garantías de comercialización e idoneidad de uso para un propósito en particular, a toda garantía de no violación de los derechos de propiedad intelectual por parte de un tercero, a toda garantía de cumplimiento de la información con los requisitos de un cliente o a toda garantía de actualización de la información y de información sin errores. Hasta el grado permitido por la ley aplicable, Visa no será considerada responsable ante un cliente o un tercero por daños y perjuicios conforme a teoría alguna de derecho, incluyendo sin limitación, todo daño especial, emergente, indirecto, consecuente, incidental o punitivo, como así tampoco por daños y perjuicios por lucro cesante, interrupción de los negocios, pérdida de información comercial u otra pérdida monetaria, incluso si fuere notificada de la posibilidad de causar dichos daños y perjuicios.