Proporciona tus datos



Corrija los errores e inténtelo de nuevo.
Recibirás un correo de recuperación de contraseña

Gana visibilidad y reputación a través de las relaciones públicas

26 FEB 2016    Por: Redacción Red de Empresarios Visa

Apoyo

Sin duda, estar en el foco de atención de los clientes y contar con una visión clara de la competencia son tareas básicas que un emprendedor necesita tomar en cuenta cuando arma su plan de negocios, pero ¿qué pasa con su plan de comunicación corporativa?

De acuerdo con el libro Gestión de reputación corporativa en empresas mexicanas, presentado por EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, 87.5% de los directivos de las empresas mexicanas no parecen estar conscientes de que la reputación es fuente de sus ventajas competitivas, mientras que el 36% de ellos reconoce que su empresa no está preparada para el reto de gestionar su reputación.

No obstante, dicha situación puede atacarse mediante uno de los métodos mejor remunerados en materia de costo-beneficio para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyME): las relaciones públicas (RP). Pues además de ser más económicas que la publicidad, se convierten en una actividad invaluable para la reputación de las empresas.

Si las RP se realizan de forma correcta, pueden llegar a ser una piedra angular para cada negocio, debido a que son un conjunto de acciones de comunicación estratégica con la finalidad de incrementar la credibilidad de una empresa ante los consumidores, generando confianza en estos, además de la ya famosa publicidad boca a boca.

Básicamente un plan de relaciones públicas para un negocio ayuda a construir un conocimiento general del producto, servicio o marca –que a la larga se suma a los esfuerzos de marketing y publicidad directa que realices–.

Dichas acciones también contribuyen a la visibilidad de la marca, pues hace que los  negocio parezcan más grandes de lo que pueden ser, lo que se traduce en asociaciones, financiamiento y por supuesto clientes seguros.

¿Cómo se estructura un plan de RP en una PyME? Conforme al presupuesto de la empresa. Si el negocio va comenzando y no cuenta con los recursos económicos necesarios, según recomendaciones de los expertos, existen 3 factores importantes a desarrollar:

Inteligencia de mercado: Hacer un análisis FODA para que identifiques tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas como marca o negocio.

Estrategia: Definir tus objetivos y tus mensajes clave, ¿Cuáles son? ¿Cuál es tu target de audiencia? ¿Qué es lo que quieres obtener de tu campaña de RP?

Comunicación: ¿Cómo alcanzarás a tu audiencia y qué tácticas usarás para ello?

En conjunto estas 3 directrices deben tomar en cuenta que las relaciones con los medios son esenciales. Por medios se considera también la efectividad de las redes sociales como poderosas herramientas para comprometerte con tu audiencia objetivo.

Recuerda que el profesionalismo al momento de escribir comunicados de prensa, difundir imágenes de buena resolución y una lista bien escrita de publicaciones dirigidas a tu target de mercado te ayudará a posicionarte en la mente de tus clientes; además, de ser posible, realiza eventos que generen sensibilización ante tu marca y construcción de relaciones públicas.

En caso de que contrates a un especialista en relaciones públicas, preséntale un resumen claro que denote que entiendes tu negocio mejor que nadie, así como dónde se encuentra posicionado como empresa actualmente y a dónde quieres llegar, de esta forma te ayudará a conseguir tus objetivos de manera precisa. En este caso, escoge agencias que se encuentren familiarizadas con tu sector.

En materia de medios, contar con una estrategia de marketing de contenido en diferentes formatos, espacios tradicionales y digitales, no sólo significará un gran impacto, sino también la oportunidad de contar historias interesantes en relación a tus productos.

Lo más importante dentro de las RP es que el cliente no se sienta acosado ni presionado a comprar tus productos –por eso se elige este método sobre la publicidad directa–, debido a que los artículos o servicios que ofreces son percibidos como una historia por tus consumidores, que se relacionan con sus necesidades y experiencias cotidianas, por lo que sumarlos a sus prácticas de compra será mucho más sencillo.

Descubre las tarjetas Visa